Las 10 razones de por qué las empresas deben gestionar la RSE

3067167211_c8a14aec31_b

Quiero repostear este contenido extraído de Guioteca.com y elaborado por Carolina Gutiérrez U. Ya que considero que es de gran utilidad para enterder el trasfondo de las inversiones en RSE, más aún en mercados incipientes como los que podemos encontrar en áfrica meridional, en donde la mayoría de estos conceptos recién están siendo considerados por grandes y medianas empresas. Espero sea de vuestro interés.

La polémica por la columna del sociólogo Eugenio Tironi y la réplica del empresario Eliodoro Matte sobre la evolución de las empresas en Chile y su rol social en El  Mercurio, trajo a la palestra el debate por la función y utilidad que cumple la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) dentro del sector privado: ¿Es simplemente un costo adicional que encarece un producto o tiene una razón de ser ligada al deber y éxito de una compañía?

Aquí, las 10 razones de por qué la balanza actualmente se inclina hacia la segunda opción y cada vez más empresarios creen en la RSE:

1. Permite mejorar la imagen corporativa de las empresas, por lo que sus productos, servicios y marca logran un mayor fortalecimiento ante el mercado y la comunidad, al mismo tiempo que hay una mayor aceptación de los precios por parte de los consumidores.

2. Con actividades de RSE se puede colaborar en la reducción de problemas sociales graves.  Es posible lograr un pequeño, pero significativo cambio social.

3. La gestión del RSE mejora la relación de la empresa con el entorno, por lo que la sociedad está más predispuesta a la recepción de las estrategias de comunicación de las empresas socialmente responsables.

4. La RSE también se relaciona con el cumplimiento de las exigencias legales, que trae como resultado la reducción de las medidas de fiscalización a las que puede ser sometida una firma.

5. Cuando existe un compromiso social, también se facilita el reclutamiento de personal y la retención de talentos, debido a que los colaboradores se identifican con la misión y visión responsable del empleador.

6. La RSE puede incidir en el mejoramiento del clima laboral, lo que se traduce en un mayor rendimiento y compromiso por parte de los empleados en la tareas que se emprendan.

7. Con empleados comprometidos por los valores de una empresa, se puede percibir aumento en la productividad de las empresas, así como también una mayor competitividad y la posibilidad de ingresar a nuevos mercados.

8. Acciones de RSE también llevan al incremento de la confianza de los accionistas y de terceros, facilitando así el acceso a las fuentes de financiación y ayudando a la obtención de socios estratégicos por el “buen gobierno de la empresa”.

9. Las empresas que poseen políticas de sustentabilidad suelen tener una mayor valoración en el mercado. Actualmente cuando los organismos internacionales y bancos evalúan el valor de una compañía, no solamente toman en cuenta su capital y valores económicos, sino también su comportamiento con la comunidad y los stakeholders.

10. Por último y lo más importante: más RSE es sinónimo de más utilidades. Como el rol social principal de las empresas es ser rentable —según la teoría del economista Milton Friedman, que también estuvo al centro de la discusión entre Matte y Tironi— y hoy los consumidores optan por las compañías socialmente responsables, la RSE tiene  un impacto directo en sus resultados. Por esto mismo, si se quiere liderar en el sector privado, sin duda la receta del éxito irá de la mano de una buena gestión social.

 

Texto original en https://www.guioteca.com/rse/las-10-razones-de-por-que-las-empresas-deben-gestionar-la-rse/

Anuncios

Un comentario sobre “Las 10 razones de por qué las empresas deben gestionar la RSE

  1. En el texto se hace referencia a la respuesta al director redactada por el empresario chileno Eliodoro Matte, a continuación coloco el extracto de dicha respuesta a modo de contextualizar la publicación.

    Señor Director:

    Eugenio Tironi, en su columna de ayer, parece no comprender el verdadero sentido de la adaptación de la empresa en Chile en los últimos decenios. Quien sí lo entiende a cabalidad es Milton Friedman en su “Free to Choose”. Las empresas se deben a sus clientes y ellos, como consumidores, en un mundo cada vez más abierto y competitivo, tienen la opción de elegir los mejores productos que satisfagan sus necesidades, pero que a la vez provengan de empresas socialmente responsables, que respeten el medio ambiente, que privilegien buenas relaciones laborales, que cuiden de sus comunidades vecinas. Lo que se denomina “responsabilidad social empresarial” está hoy incorporado a la economía de mercado justamente por ser una demanda de los consumidores, a los que se deben las empresas para su subsistencia.
    Al no tener la libertad de elegir, como sucede en los regímenes socialistas o extremadamente regulados, los consumidores no tienen la opción de premiar a una empresa socialmente responsable o de castigar a otra más descuidada. Las empresas actúan así por su propio interés. No hace falta para la empresa construir una narrativa sobre sí misma para explicar su experiencia de adaptación. Basta entender que siempre las empresas seguirán los deseos de sus clientes; y estos últimos tienen verdadera libertad de elección sólo cuando la democracia política es acompañada de mercados amplios, abiertos y competitivos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s